Cómo medir la relevancia y reputación de un individuo

Las variables tradicionales que se suman y permiten evaluar la relevancia y reputación de un individuo son:

 

  • Reputación de la familia.
  • Reputación de las instituciones en las que ha estudiado.
  • Certificados que ha obtenido.
  • Calificaciones con las que los obtuvo.
  • Lugar en su clase.
  • Empresas con las que ha trabajado.
  • Puestos que ha desempeñado.
  • Proyectos exitosos.
  • Proyectos fracasados.

Todo aquello que tangible e intangiblemente le dé más valor y en consecuencia le ayude a atraer más recursos para los proyectos que ha decidido emprender, incluyendo el de trascender después de que deje de existir, son variables que permiten medir la relevancia y la reputación de los individuos en el mundo off line.

Sin embargo, con el surgimiento de los medios digitales, se abre un nuevo escenario, un mundo paralelo en el que se puede tanto documentar como vivir experiencias que (idealmente) resultan de la existencia tradicional (off line), la relevancia y reputación toman una nueva dimensión ya que es comparable el valor “off line” y “on line”, en algunos casos (dependiendo de factores como perfil y comportamiento) el valor digital le gana al tradicional. Las variables digitales que se suman y permiten evaluar la relevancia y reputación de un individuo son:

 

  • Número de personas que lo conocen.
  • Perfil y comportamiento de las personas que lo conocen.
  • Número de personas que le dan su confianza.
  • Perfil y comportamiento de las personas que le dan su confianza.
  • Comportamientos, actitudes e intereses.
  • Contenido que consume, crea, comenta, comparte, recomienda o rechaza.

La pregunta actual de los individuos es precisamente, teniendo los elementos anteriores, ¿cómo logro la relevancia y la reputación digital?

Leave a Reply